Lg Optimus One

El método para rootear Android en el LG Optimus One, el programa es simple y popular, se trata de la aplicación conocida como SuperOneClick, que, con tan solo un par de clicks, nos concederá los permisos de súperusuario que queremos.

LG-P500-Optimus-One

Aunque este método es muy seguro no está demás respaldar nuestra información importante en nuestra PC, para rootear este dispositivo debemos hacer lo siguiente:

Root Android para LG Optimus One

  1. Descargamos SuperOneClick, extraemos y ejecutamos
  2. Apagamos, quitamos la memoria SD y prendemos el teléfono (Esto para asegurarnos que no queden aplicaciones abiertas)
  3. Activamos depuración USB e Instalación de fuentes desconocidas que se encuentran en Ajustes > Seguridad y opciones de desarrollo, respectivamente.
  4. Conectamos el teléfono, si el programa no lo detecta quizá debamos instalar los controladores del dispositivo siguiendo estos pasos
  5. Cuando el teléfono es detectado tan solo debemos pulsar el botón root y el programa hara el resto.

Tengo Problemas para rootear Android en mi LG Optimus One con SuperOneClick

Se ha reportado que algunos teléfonos se quedan pasmados durante el rooteo, si eso le sucede al tuyo podemos realizar los siguientes pasos para realizar un rooteo exitoso:

Realizamos todos los pasos mencionados anteriormente, cuando en la pantalla veamos la leyenda Starting ADB Server… desactivamos depuración USB, la activamos nuevamente y la volvemos a desactivar, esto debería hacer que el programa pase a Waiting for the Device, en tal caso activamos la depuración USB nuevamente. Así debería ser SuperOneclick.

Si realizaste todo correctamente con este método tu LG Optimus One debería tener un rooteo Android perfectamente configurado.

Sony Xperia P con Jelly Bean 4.1

Hoy hablaremos de como rootear Android en el popular Sony Xperia P. Para comenzar es necesario que se sigan las pautas previas y que se asegure que se cumplen los pre-requisitos para llevar a cabo perfectamente el rooteo.

smartphone-xperia-p

Pasos a chequear antes de Rootear el Sony Xperia P

Antes de comenzar debemos asegurarnos que:

  • La versión del sistema operativo de nuestro teléfono es Android Jelly Bean 4.1, en caso de tener una anterior podemos actualizar con Sony PC Companion (Disponible para su descarga en este enlace).
  • La carga de la batería debe ser de al menos 60% para asegurar que el teléfono no se apague en el proceso.
  • Debemos tener instalado el programa Flashtools en su última versión y asegurarnos que el teléfono sea detectado por este programa, si no es así podemos descárgalo de este enlace, si al momento de conectar el teléfono este no es reconocido debemos de ejecutar el archivo llamado Flashtool-Drivers ubicada en la carpeta drivers dentro del folder del programa
  • Este método borrara todos los datos de nuestro sistema, por lo tanto, es necesario hacer un respaldo de la información importante de nuestro dispositivo.

Después de haber revisado los pasos anteriores con cuidado procedemos a realizar el rooteo de nuestro dispositivo usando el método de instalar una ROM Pre-rooteada.

Regresando nuestro Sony Xperia P a Ice Cream Sandwich

  1. Descargamos este archivo y lo ubicamos en la carpeta Firmwares dentro de la carpeta Flashtools
  2. Activamos la opción de depuración USB que se encuentra dentro de Configuraciones > Opciones de Desarrollo y apagamos el teléfono
  3. Seleccionamos el icono similar a un rayo y escogemos la opción Flashmode (No Flashboot), seleccionamos la ROM que acabamos de bajar con terminación .75, al momento de conectar el teléfono presionamos la tecla de volumen menos y conectamos el teléfono, si todo sale bien estaremos ya en ICS.

Rooteando Ice Cream Sandwich

  1. Bajamos este archivo y volvemos a “flashear” el dispositivo ahora con esta Semi-ROM.
  2. Conectamos el teléfono no sin antes activar las opciones depuración USB y Fuentes desconocidas.
  3. Pulsamos el candado y esperamos hasta la leyenda “waiting for restore to finish” vamos a nuestro dispositivo y veremos la aplicación de recuperación abierta, seleccionamos el único respaldo que existe y aceptamos, nos queda esperar.

Instalando Clockworkmod

  1. Descargamos este programa, lo extraemos, lo ejecutamos y conectamos el teléfono en modo depuración, seguimos las instrucciones que aparecen en la pantalla, si todo esta listo el programa nos avisara.

Instalando la versión pre-rooteada de Jelly Bean  y un nuevo kernel

  1. Descargamos la ROM pre-rooteada y este kernel, los movemos a la tarjeta de memoria, al menú raíz.
  2. Reiniciamos el teléfono pulsando la tecla de volumen menos para entrar a modo de recuperación CWM y seguimos estos pasos (Advertencia: La pantalla táctil es inservible, usaremos los cuatro botones para movernos, volumen para seleccionar, Encendido para aceptar y cámara para regresar). Ahora seleccionaremos las siguientes opciones:
  • Mount System
  • Mount Data
  • Mount Cache
  • Install ZIP from SD Card (Buscamos el nuevo kernel y lo instalamos)
  • Nuevamente
  • Mount System
  • Mount Data
  • Mount Cache
  • Install ZIP from SD Card (Ahora buscamos la ROM y la instalamos)
  • Wipe Data/Factory Reset
  • Reboot

Si todo sale bien veremos la pantalla de bienvenida de Jelly Bean y una aplicación llamada superuser, Cualquier duda especifica o será resuelta en los comentarios para armar un soporte público. Hemos asi logrado rootear Android en nuestro Sony Xperia P en la versión de Jelly Bean 4.1 de Cyanogen Mod.

¿Qué es el bootloader?

El bootloader del dispositivo Android (también conocido como gestor de arranque) es un programa que se “encarga” del control del smartphone o tablet cuando se está iniciando. Su principal función es asegurarse de que todos los componentes del hardware funcionen correctamente y que estén disponibles.

Si esta tarea se cumple en forma satisfactoria, el bootloader le pasa la posta al sistema operativo en sí para que este inicie de la forma habitual. Esto quiere decir que el bootloader es un elemento completamente independiente del sistema operativo, y es único para cada aparato. También hay que aclarar que aunque Android es libre, el bootloader no tiene por qué serlo.

Que es el bootloader?Debemos mencionar que como el sistema Android no se carga hasta que el bootloader le da el visto bueno, tanto las operadoras como los fabricantes, lo utilizan como un método de control.

Un ejemplo: determinado fabricante no quiere que se instale otra versión de Android alternativa, como por ejemplo el CyanogenMod o AOKP, por lo que no tiene mas que configurar el bootloader para que sólo acepte la versión que viene firmada de fábrica para el dispositivo móvil. De esta forma obtenemos un teléfono o tablet con su bootloader bloqueado.

Para complicar el panorama un poco más, también las operadoras telefónicas suelen variar los bootloaders de aquellos dispositivos que lo tienen originalmente desbloqueado, y bloquearlo de acuerdo a su conveniencia.

Con estas explicaciones, ya queda más que claro que vender el bootloader bloqueado o desbloqueado depende de los designios y pareceres de cada operador y/o fabricante.

Pero siempre hay una solución a mano y otra vez fueron los hackers quienes trajeron un poco de luz sobre el tema pese a lo difícil y complicado que resulta desbloquear un bootloader.

Los hackers dependen de bugs de seguridad en el sistema, que son los que les permitan obtener los permisos necesarios para obligar al bootloader a aceptar otro software. Al desbloquear el gestor de arranque el sistema les permite colocar ROMs personalizadas para cada tipo de dispositivo aunque debemos señalar que siempre se recomienda a los usuarios estándar que no se aventuren a desbloquear el gestor de arranque, ya que para un uso normal del dispositivo Android, es muy probable que no sea necesario.

Se debe tener muy en cuenta que al realizar esta tarea, automáticamente queda invalidada la garantía del fabricante del dispositivo así como cualquier otra garantía ofrecida por el operador (consultar en la guía de garantía del dispositivo para cerciorarse sobre el tema).

Asimismo se debe mencionar que al desbloquear el gestor de arranque y luego flashear una ROM sin “garantías”, esta probablemente no ha sido sometida a las pruebas exhaustivas con las que habitualmente se chequean a las originales en la fábrica de la marca.

Una ROM sin firma personalizada puede funcionar de manera incorrecta en el dispositivo, e incluso algunas funciones pueden dejar de aparecer. El rendimiento del dispositivo podría no ser el ideal. Se puede dañar el dispositivo en forma permanente e incluso el desbloqueo del bootloader puede ocasionar daños materiales, por ejemplo, debido al sobrecalentamiento del dispositivo.

Por último hay que señalar que cierto contenido pre-cargado en el aparato puede ser inaccesible debido a la eliminación de las claves de seguridad DRM y la partición de datos segura de los usuarios.